El primer mes de funcionamiento de los ecoparques móviles se ha saldado con un resultado muy positivo, ya que en los 12 municipios donde se ha puesto en marcha este nuevo servicio la acogida ha sido muy buena.

De esta forma, hay que destacar que ha habido 1.758 usos, es decir, ese ha sido el cómputo de veces que los usuarios han utilizado el ecoparque. Además, se han recogido cerca de 8.000 kilos de los diferentes residuos que se pueden depositar en estas instalaciones, lo que supone una cifra muy destacada en este primer mes de funcionamiento ya que es un servicio que todavía no lo conoce todo el mundo.

Por residuos, se han recogido 1.442 kilos de electrodomésticos, 302 de pilas, 119 de residuos con mercurio y 432 de aceite usado de cocina. Además de otros residuos que se han llevado al ecoparque como radiografías, textiles (ropa y calzado), pinturas y sustancias peligrosas, cápsulas de café, cartuchos de tinta, maderas, envases, equipos informáticos o cd´s.

Las doce poblaciones en las que se ha prestado este servicio son Onil, Salinas, Banyeres de Mariola, Castalla, Pinoso, Monóvar, Sax, Biar, Petrer, Beneixama, Elda y Villena. Esta última población es la que lidera las cifras tanto de usos (504), como de kilogramos de residuos recogidos (2.518,88).

Los datos de otras poblaciones como Sax dan una idea de la gran aceptación que ha tenido este servicio consorciado, con 203 usos y 656,46 kg de residuos. Otros datos destacados son Monóvar, con 195 usos y 1.678,74 kg; Petrer, con 171 usos y 471,48 kg; Elda, con 164 usos y 409,41 kg; Pinoso, con 150 usos y 799,39 kg; Onil, con 124 usos y 362,52 kg; o Biar, con 102 usos y 354,24 kg, entre otros.

Destacamos la importancia de estos datos, ya que más que el número de kilos de residuos, cifra en cualquier caso también muy elevada, hay que reseñar el dato de los usos y, sobre todo, la tipología de estos residuos, ya que en muchas ocasiones son tóxicos por lo que pueden generar un impacto considerable en el medioambiente.

Además, gracias al funcionamiento de estos dos ecoparques móviles todos estos residuos recogidos no llegan a la planta de tratamiento de Villena con los problemas que generan para su correcto funcionamiento.

El hecho de que las instalaciones estén informatizadas permite asimismo una correcta gestión y un control de todo el servicio.

Además, disponen de personal especializado para la gestión y para resolver las dudas de los usuarios, ya que precisamente esta es una de las principales ventajas de este servicio que comenzó a funcionar el pasado 18 de junio: su cercanía a la ciudadanía.