El reciclaje de aceite usado, el aceite doméstico que generamos en el hogar, es de vital importancia para el medioambiente y también para no dañar las tuberías de nuestras casas y de la red pública.

Entonces nos preguntamos: ¿cómo podemos deshacernos de este aceite usado? Pues bien, en el Consorcio Crea podemos ayudarte a depositarlo en el lugar correcto: nuestros ecoparques móviles.

¿Por qué y para qué es perjudicial? Primero, porque aunque sea un líquido, desechar el aceite doméstico por el fregadero, el inodoro o el sumidero hace que termine en nuestros mares, ríos y lagos creando un importante problema de contaminación. Para que nos hagamos una idea, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPAMA), cada litro de aceite usado puede llegar a contaminar 1.000 litros de agua.

Segundo, y no menos importante, porque el aceite doméstico afecta a las tuberías de la red de agua. Tanto a las de la red pública como a las de la privada, lo que puede suponer un coste extra para la economía doméstica de la casa en la que se realiza esta mala práctica.

Así pues, el reciclaje del aceite doméstico es esencial y muy fácil de hacer. Solo hay que verter el aceite de la cocina en un recipiente de plástico con cierre (o si no tienes también lo puedes hacer en uno de vidrio) y, una vez lleno, depositarlo en los lugares autorizados. Entre ellos los ecoparques móviles del Consorcio Crea que cada semana, de martes a domingo, recorren los municipios de Onil, Salinas, Banyeres de Mariola, Castalla, Pinoso, Monóvar, Sax, Biar, Petrer, Beneixama, Elda y Villena. El horario y los lugares en los que se instala pueden consultarse pinchando aquí.

Una vez reciclado en el lugar adecuado, el aceite doméstico usado en la cocina se destina a otros usos como la creación de biocombustibles. Y si tienes abuela a la que preguntarle, seguro que puede explicarte cómo convertirlo en jabón con una receta sencilla y muy ecológica.