En nuestra Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos de Villena estamos realizando mejoras en sus instalaciones para ofrecer un mejor servicio e intentar reducir al máximo el porcentaje de rechazo, es decir, los residuos que no se pueden valorizar.

Una de las últimas inversiones que se ha realizado en la planta es la incorporación de una instalación para incrementar el porcentaje de recuperación de los residuos para su reciclaje. El conjunto está compuesto por un puesto de triaje manual para los residuos de vidrio, así como un separador magnético (para los elementos férricos) y un separador de corrientes de Foucault (para los alumínicos).

Esta nueva maquinaria se ha instalado como paso previo al proceso de compostaje de los residuos orgánicos. De este modo, se recuperan productos que pueden ser reciclados, evitando que estos pasen a la zona de compostaje junto con el material compostable.

Las mejoras, como esta, que vayamos desarrollando en la planta de tratamiento se aprovecharán en la remodelación completa en la planta de tratamiento que estará prevista en el futuro proyecto de gestión del consorcio. Cuando dicha remodelación integral se lleve a cabo, el objetivo es que la Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos de Villena sea una de las más avanzadas de la Comunidad Valenciana.