El paquete de medidas implantadas por Vaersa, desde el inicio del estado de alarma, permite maximizar la seguridad de todos los empleados que trabajan en la planta y seguir prestando un servicio que se considera esencial.

Dado que el tratamiento, valorización y eliminación de residuos, al igual que pasa con la recogida, se consideran servicios esenciales, la planta de tratamiento de residuos urbanos y compostaje ubicada en la localidad de Villena, mantiene su actividad a pleno rendimiento.

Para desarrollar la actividad garantizando la seguridad de todos los trabajadores, desde el inicio del estado de alarma se han aplicado todas las precaucionesestablecidas en las instrucciones correspondientes, tanto de los ministerios de Sanidad y Transición Ecológica, como de la Dirección General de Calidad y Educación Ambiental.

En lo que respecta al personal de la planta, es obligatorio el uso de la mascarilla para todos los puestos de trabajo y mantener la distancia de seguridad. Además, se ha incrementado la dotación de equipos de protección individual (EPIs) y en algunos puestos de trabajo, donde la distancia entre personas es necesariamente menor, se ha implantado el uso de la pantalla facial.

En lo que respecta al tema organizativo, se han modificado los turnos de trabajo con el objetivo de que no se produzca simultaneidad entre la salida del personal de un turno y la entrada del personal del turno siguiente.  Además, los horarios de acceso a vestuarios, tanto para la salida como para la entrada, así como al comedor, se han ampliado de forma que nunca se concentren más de tres trabajadores en ninguno de estos espacios.

Por otro lado, se ha reforzado el servicio de limpieza y se procede a la desinfección antes y después de cada turno de los espacios comunes (vestuarios, comedor y pasillos) así como en las cabinas de triaje manual.  Además, se ha restringido el acceso a las zonas comunes, únicamente, al personal de la planta.

El servicio de conserjería de la planta, encargado de atender a los camiones recolectores de residuos de los municipios del área de gestión del consorcio, realizan dicha labor a través de mamparas protectoras. Desde la dirección de la planta se ha atendido la solicitud de colectivos vulnerables, teniendo a un total de 7 trabajadores en situación de permiso por su situación de riesgo.

La planta de tratamiento de residuos de Villena es la que da servicio a los 14 municipios integrados en el Consorcio de residuos Crea: Banyeres de Mariola, Beneixama, Biar, Campo de Mirra, Cañada, Castalla, Elda, Monóvar, Onil, Petrer, Pinoso, Salinas, Sax y Villena.