El Consorcio va a entregar a todos los usuarios de los ecoparques móviles un embudo especial para facilitar el reciclaje de aceite doméstico, ya que aunque son cada vez más los usuarios que depositan el aceite de cocina usado en los puntos limpios, el consorcio quiere incentivar esta práctica y evitar así el vertido en los desagües con las consecuencias negativas que tiene para el medio ambiente.

En total se van a repartir 1.200 embudos fabricados con polipropileno de uso alimentario, reutilizable, reciclable y lavable. Cuentan además con tapadera y con rosca adaptable a los diferentes tipos de botella. También la propia tapadera tiene unas muescas para colocar el tapón de la botella de forma que una vez esta esté llena se desenrosque el embudo y se pueda volver a tapar el envase para llevarlo al ecoparque móvil, donde existe un espacio específico para aceites usados.

Crea ha puesto en marcha esta iniciativa para promover el reciclaje de aceite doméstico y fomentar la concienciación ambiental entre los ciudadanos del Plan Zonal en este sentido. “Los vecinos deben conocer los perjuicios medioambientales que se generan si el aceite doméstico usado no se recicla correctamente. Verterlo por los desagües provoca que este acabe contaminando los recursos hídricos, ya que se estima que cada litro de aceite usado puede llegar a contaminar 100 litros de agua”, han señalado desde la entidad.

El Ministerio para la Transición Ecológica estima en unos 150 millones de litros anuales la cantidad de residuos de aceite de cocina generados en España, aunque otras estimaciones llegan a 200 millones. De ellos, dos terceras partes no se han registrado como recogidos, por lo que se deduce que el vertido supone, como mínimo, 100 millones de litros, o 90.000 toneladas al año.

En el caso de las conducciones de los hogares, los aceites y grasas provocan graves atascos y problemas de funcionamiento. Otro efecto nocivo es que provocan una reducción del oxígeno contenido en el agua residual, lo que perjudica el tratamiento posterior que se lleva a cabo en las plantas depuradoras.

El destino más frecuente del aceite de cocina usado y debidamente recogido selectivamente, por ejemplo en los ecoparques, es su procesado para transformarlo en un biocombustible conocido como biodiésel, usado como sustitutivo del gasóleo, mitigando así la contaminación y contribuyendo a alcanzar los objetivos de producción de energía renovable.

Los ecoparques móviles del consorcio son lugares autorizados para su depósito. Recordamos que prestan servicio, de martes a domingo, en Onil (martes, de 9.00 a 11.00), Salinas (martes, de 12.00 a 14.00), Banyeres de Mariola (miércoles, de 9.00 a 11.00), Pinoso (miércoles, de 9.00 a 11.00), Castalla (miércoles de 12.00 a 15.00), Monóvar, (miércoles de 12.00 a 15.00), Sax (jueves, de 9.00 a 12.00), Biar (jueves, de 13.00 a 15.00), Petrer (viernes, de 8.00 a 13.00), Beneixama (viernes, de 16.00 a 18.00), Elda (sábado, de 8.00 a 13.00 horas) y Villena (domingos de 9.00 a 14.00).