El Consorcio de Residuos Crea ha dado un paso más en la gestión de los residuos de los municipios del Plan Zonal 8, Área de Gestión A3, con la puesta en marcha de los dos ecoparques móviles que visitarán cada semana doce localidades. Los martes estará en Onil y Salinas, miércoles en Banyeres de Mariola, Pinoso, Castalla y Monóvar; los jueves en Sax y Biar; viernes en Petrer y Beneixama; sábados en Elda y domingos en Villena.

La presentación de los ecoparques móviles tuvo lugar en Villena y asistieron el presidente en funciones del Consorcio Crea, Francisco Javier Esquembre, el director general de Vaersa (Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos) Benjamín Maceda, los alcaldes de Banyeres de Mariola y Salinas, Josep Sempere e Isidro Monzó respectivamente, y la concejala de Onil María Jesús Navas. Los ecoparques móviles empiezan a funcionar el 18 de junio con un calendario que permitirá a los vecinos y vecinas saber qué día tendrán uno de los dos ecoparques cerca de casa.

También acudieron a la presentación alumnos de Primaria de los colegios Santa Teresa, María Auxiliadora y Nuestra Señora de Los Dolores de Villena. Una de las acciones junto a la puesta en funcionamiento de los ecoparques es la educación ambiental de los más pequeños, primordial para conseguir que se recicle en los hogares. De hecho a partir del inicio del próximo curso, en el mes de septiembre, se realizarán actividades de concienciación con los escolares en el propio ecoparque.

Charlas para niños y adultos

De todas estas acciones relacionadas con los ecoparques móviles, así como las charlas que se darán a partir del mes de julio a distintos colectivos y asociaciones de los municipios consorciados se dará cumplida cuenta a través de los perfiles del Consorcio Crea en Facebook y Twitter. En las charlas al público adulto se hará hincapié en la necesidad de reutilizar y reciclar, y se explicarán qué residuos pueden llevarse a los ecoparques móviles, que vienen a ser prácticamente todos aquellos que no se pueden depositar en los contenedores habituales. Fluorescentes, bombillas, baterías, pilas, aceites, pinturas, fotografías o radiografías son solo algunos de los muchos residuos domésticos que se pueden llevar a los ecoparques para ser gestionados de forma correcta y sostenible, y sin coste alguno para los usuarios.