En Navidad se multiplica la generación de residuos en los hogares, por eso es importante adoptar unas pautas responsables para reutilizar y reciclar correctamente.

Por un lado, aprovechamos para retirar los juguetes en desuso porque llegan Reyes Magos y no cabe todo en casa. Si todavía son útiles podemos entregarlos a multitud de ONGs y colectivos que se dedican en estas fechas a recogerlos para darles una segunda vida, y si están rotos hay que depositarlos siempre en los ecoparques, donde hay habilitados contenedores específicos para este fin.

En este sentido, recordamos que el servicio de ecoparques móviles que presta nuestro consorcio continúa en funcionamiento durante todas las fiestas navideñas con la excepción del 25 de diciembre, 1 y 6 de enero, y en el caso de Sax no habrá el 26 de diciembre para ser festivo local en el municipio.

Los embalajes de los regalos y el papel de envolver también es importante que se deposite en los contenedores de reciclaje adecuados. La generación de papel y cartón es alta durante estos días y tenemos que depositar todos estos residuos en el contenedor azul de papel/cartón. También es muy habitual que los embalajes de los juguetes sean una caja de cartón con una parte de plástico que hace visible el juguete y es también importante separarlos, puesto que esta es la forma correcta de hacerlo y lógicamente depositar el plástico en el contenedor amarillo.

Las pilas es otro de los residuos habituales en las fiestas navideñas. El consumo de juguetes electrónicos y otros aparatos son, en muchas ocasiones, el regalo estrella, y tenemos que saber que hay muchos puntos habilitados para depositar las pilas y baterías y también, por supuesto, en los ecoparques móviles.

No se nos puede olvidar el vidrio. Sidra, vinos, espumosos, espirituosas, aguas minerales o cava son habituales en todas las mesas en las fechas más señaladas de la Navidad. Recordamos que el iglú verde está destinado a esa finalidad y que cada residuo de envases de vidrio se recicla al 100% y tiene infinitas vidas.

Y, finalmente, queremos reseñar que en algunos municipios del ámbito de actuación de nuestro consorcio ya se han instalado los contenedores marrones de materia orgánica, por lo cual también tenemos que tener muy presente que este residuo también se recicla.

Así que esta Navidad, además de disfrutar de los momentos de fraternidad, tenemos que pensar en el medio ambiente y gestionar correctamente todos los residuos.